Error
  • JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 859

crack

Sábado, 21 Marzo 2015 18:17

¿Será mucho pedir?

Escrito por 
Juan Franco, masajista de Lanús, golpeado por un rollo de papel. Juan Franco, masajista de Lanús, golpeado por un rollo de papel. Foto archivo Crack: Carlos Gómez

EDITORIAL. La violencia del 2014 no mermó durante este año. En tres días, se juegan tres clásicos: ¿daremos un paso adelante, o seguiremos retrocediendo?

La fiesta, los papelitos, un caño, la euforia, las cábalas, la algarabía, el nerviosismo antes de ese cruel o bendito pitazo inicial, las banderas, los cuernitos, los goles. ¿Todavía quedan de esos idealistas futboleros? Porque con el tiempo, esa pasión de cómo vivir un partido se fueron reemplazando en hablar de piedras, las internas, suspensión, barras, operativo policial, sanción, público local. 

La situación se extiende más allá del fútbol y nos involucra como sociedad. Una sociedad enferma, donde muchos (por supuesto que no todos) toman lo suyo como bandera de lo único que vale la pena. Lo demás, no sirve, no tiene valor. Y a eso, lo contrario, se lo toma como rivalidad a muerte. La polarización quebró el diálogo, la fraternidad y la tolerancia. O sos radical o sos peronista, hinchás por Independiente o por Gimnasia, o querés a Ford o a Chevrolet. “Los violentos, y nosotros”, se dice por un lado. “Nosotros, los que tenemos aguante y vamos al frente, ustedes son cagones”, se piensa por el otro. O estás conmigo o sos mi enemigo, no hay término medio.

Editorial-Violencia-10-Gomez

Y en todo este contexto está el fútbol. Venimos de años convulsionados, y por ejemplo, el 2014 dejó hechos lamentables. Pintadas entre los hinchas de Maipu-Gutiérrez; la muerte de Lucas Carrasco, hinchas de la Lepra después de suspenderse el partido ante Instituto, donde la policía está involucrada en el hecho; pelea generalizada entre jugadores del CEC y Palmira; hinchas de Independiente produjeron incidentes en la final de LMF ante el CEC, y también ante Santamarina; incidentes en Gutiérrez-Argentino; la agresión a Lele, simpatizante de Huracán, en cancha de Palmira; y un lamentable Luján-Argentino donde no terminó en tragedia porque, a veces, los milagros existen.

Editorial-Violencia-08-Gomez

El 2015 tiene casi tres meses cumplidos y vienen cargados: una terrible batalla campal luego de la eliminación de Argentino ante Huracán, en San José; hinchas de Gutiérrez invadieron la cancha en la final ante el Globo y, simplemente por el resultado, no pasaron inconvenientes graves; la muerte de Carlos Emanuel Medina, más las lesiones de Darío Gutiérrez (cuatro disparos) y Maximiliano Castro, hinchas de Gutiérrez que recibieron tiros por parte de hinchas de Maipú; la gente de Godoy Cruz que arrojó proyectiles durante el clásico ante San Martín (SJ); incidentes ente Academia Chacras y Andes Talleres.

Y sólo la semana pasada, se vieron incidentes con la policía en cancha de Gimnasia, ante Chacarita; el árbitro Luis Damián Martínez fue golpeado por Marcos Araya, jugador de Pucará, en el encuentro antes Andes Talleres; la herida a Juan Franco, masajista de Lanús, quien recibió el impacto de un rollo de papel y tuvo desprendimiento de córnea. Este hecho determinó que el Tomba juegue su próximo partido (vs Independiente de Avellaneda) sin público.

Editorial-Violencia-03-Gomez

Editorial-Violencia-04-Gomez

Editorial-Violencia-05-Gomez

Sumamos, fin de semana tras fin de semana, más hechos de violencia. ¿Y qué pasa? El circo sigue. El show continúa. Nadie se inmuta, a nadie le preocupa. Y nadie es, nadie. Los incidentes no paran. Crece la filosofía de estar en un bando o en el otro. Algún día, ojalá, dirigentes, autoridades gubernamentales, y los responsables de la seguridad sean serios y se pongan los pantalones para terminar los problemas de una buena vez.

Pero hasta ese utópico día, lamentablemente los amantes verdaderos del deporte tendremos que tolerar a los violentos, a los estúpidos, a los fundamentalistas de las piedras y las agresiones, y también a los malos, inoperantes e infantiles operativos, como así también a la mafia dirigencial y de gobernantes involucrada en todos los tejes y menajes.

Editorial-Violencia-01-Gomez

Editorial-Violencia-02-Gomez

Todos somos actores sociales, todos somos protagonistas directa o indirectamente de lo que sucede a nuestro alrededor. Si bien es una situación sumamente compleja, todavía podemos unir fuerzas para frenar la barbarie que nos acorrala. Mañana llega Maipú vs Gutiérrez, el martes Gimnasia vs Independiente y Fray Luis Beltrán vs Rodeo del Medio, tres clásicos que medirán cómo estamos.

Los tres clásicos tienen que ser una fiesta, deben terminar en paz, tendrán que ser una luz de esperanza para un futuro mejor en nuestras canchas y en nuestra sociedad. Los que están (estamos) en contra de la violencia de cualquier tipo tenemos que colaborar desde nuestro lugar para cambiar un poquito, aunque sea lentamente, esta terrible situación. Básicamente, todos tenemos un familiar que simpatiza por otro equipo. Podríamos empear a erradicar el “o estás conmigo, o sos enemigo”. ¿Será mucho pedir?

Editorial-Violencia-09-Gomez

Editorial-Violencia-11-Gomez

Valora este artículo
(1 Voto)
giphy (2)

barritaleft