Error
  • JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 859

crack

Lunes, 30 Marzo 2015 06:48

Nunca más

Escrito por 
Nunca más Fotos: Carlos Gómez

EDITORIAL. Godoy Cruz jugó ante Independiente a puertas cerradas por disposición de AFA tras sanciones por incidentes. La violencia está matando al deporte.

Camisetas, pantalones, medias y botines en regla, los árbitros listos, la presencia de varias pelotas y a jugar. La imagen pudo ser la de cualquier cancha, algún jueves, día en que los equipos realizan generalmente su práctica de fútbol semanal. O quizás, la impresión más fiel era la de un amistoso de pretemporada lookeado con todos los chiches. 

Lejos de ser un picadito con los mejores condimentos, el encuentro por los porotos entre el Tomba y el Rojo dejó un retrato tristísimo y un clima lejano a un encuentro de Primera División. La violencia, otra vez, atentó contra el espectáculo y contra los inocentes: se jugó a puertas cerradas por los reiterados incidentes que han provocado los hinchas, desde proyectiles lanzados en el encuentro ante San Martín (SJ) hasta la lesión ocular ocasionada a Juan Franco, masajista de Lanús.

Un partido sin pinta de partido. Una fiesta que no tuvo nada de festejo. Una medida donde justos y pecadores fueron atrapados para meterlos en la misma bolsa y, lo peor de todo, sabemos que a futuro las cosas no van a cambiar por exigir que un encuentro se juegue sin público. La sanción fue utilizada como un árbol para tapar el bosque, un parche momentáneo que no cubre todo el problema.

Con impotencia, tristeza y desazón, no queremos otro “a puertas cerradas”. Ni para Godoy Cruz, ni para otro equipo de Mendoza, ni para cualquier elenco de nuestro país. Nunca más. Queremos a las familias en las canchas, los papelitos cuando salgan los equipos, las banderas pintadas con esfuerzo, los visitantes, los abrazos de gol con desconocidos, los tacos, gambetas y caños. Queremos eso: fútbol. Y que el ideario popular (también con la policía, dirigentes y gobernantes) le empiece a dar la espalda a la violencia, la maldita violencia que nos está matando la pasión por la redonda.

Valora este artículo
(0 votos)
giphy (2)

barritaleft