Error
  • JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 864

Domingo, 07 Junio 2015 23:18

Mejor no hablar de ciertas cosas

Escrito por 
Mejor no hablar de ciertas cosas Foto: Carlos Gómez

EDITORIAL. Daniel Oldrá dejó de ser el DT de Godoy Cruz. El Gato, emocionado, no dijo el porqué. Los jugadores afirmaron su apoyo y desconocieron los motivos de su salida. Silencio en los dirigentes. Dolor en todo el pueblo bodeguero.

Se fue en silencio, fiel a su estilo. Jamás dijo, ni dirá una palabra que dañe a su hogar, el club. Ese club donde se formó, creció, amó.

Estuvo siempre cuando lo necesitaron, nunca le sacó el pecho. Vivió y vive por Godoy Cruz. Rechazó ofertas, de las más jugosas en lo mediáticas y económicas, siempre dijo que no.

Se va el Checho Batista, ahí estaba Oldrá; se iba Diego Cocca, ahí estaba el Gato; se fue Carlos Mayor, ahí estaba Oldrá.

Y cuando Oldrá tenía que estar, chau, a otra cosa mariposa. El no quería estar, no quería dirigir, porque como siempre dijo: “Sufro mucho, soy muy hincha, no vivo en paz”. Casi que le rogaron que se quedara y aún contra su propio convencimiento desistió de su postura. Si claro, lo hizo por Godoy Cruz, aún cuando él no tuvo la suerte de que le trajeran “apellidos fuertes” para sumar al plantel.

Solo pidió que dejaran a 4 jugadores, solo se quedó uno, aún así siguió al frente para “no prender fuego al club”.

Se las arregló con poco y nada, aunque aprovechó para tener algunos orgasmos futbolísticos y meter en primera división a muchos juveniles.

¿Errores? Sí, seguro que los tuvo, como lo han tenido todos los técnicos que pasaron.

Se cansó de buscar pibes por cada potrero, de mirar afuera para “marcar” a tal o cual jugador, que luego llegaron al Tomba y se potenciaron.

Debe conocer cada rincón del club Godoy Cruz como ninguna otra persona, sin embargo tuvo que dar un paso al costado. ¿Por qué? ¿Qué pasó en el medio? Nadie lo sabe, o sí, quizá con una simple frase tan real como cruel “nadie es profeta en su tierra”.

Oldrá es de esos tipos que prioriza lo sentimental por sobre lo económico. Valora, si claro, pero no refriega en la cara que jugó con Passarella, Batistuta, Balbo y que fue dirigido por el Flaco Menotti. Al contrario, él se infla el pecho, sabiendo que jugó con Marcucci, los Almeida, Lenz, Iglesias, los Pereyra, Villalobos y compañía y que lo dirigió Alberto Garro.

Es decir, no se come las luces, prefiere el barrio, la casa, el potrero.

Walter Daniel Oldrá es un tipo en el que cualquier escritor/poeta podría escribir un libro pero él pediría figurar con un seudónimo.

Habría que hurgar en los archivos para ver si alguien se acerca o iguala su palmarés: campeón de la Liga Mendocina, ascenso a la B Nacional como jugador, retiro como jugador en el 2002 dejando al Tomba en la categoría; en el 2005/2006 ayudante de campo de Juan Manuel Llop (ascenso a primera); 2007/2008 ascenso a primera división como DT.

También se destaca su permanente negativa a aceptar suculentas ofertas de otras instituciones, y como contracara, ofreció su generosidad para asesorar o recomendar.

En fin, se fue en silencio, sin despotricar contra nada ni nadie.

Será raro darse una vuelta por Godoy Cruz a cualquier hora y no toparse con Oldrá, habrá un vacío, muy difícil de llenar.

GRACIAS POR TANTA HUMILDAD, GATO. El fútbol todo siempre te dirá gracias.

Valora este artículo
(16 votos)
Más en esta categoría: « Nunca más
giphy (2)

 

 prueba

alquilabanner

barritaleft