Error
  • JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 885

Banner-omex

Jueves, 26 Noviembre 2015 23:17

"Es una alegría inmensa"

Escrito por 
"Es una alegría inmensa" Foto: Web

FÚTBOL. B NACIONAL. INDEPENDIENTE RIVADAVIA. El enganche Matías García se transformó en nuevo refuerzo del Azul. El experimentado jugador de una extensa trayectoria cumple algo que siempre soñó al vestir la camiseta de la Lepra.

En diálogo con el programa Dos de Punta que se transmite por Radio Andina, el mendocino Matías García demostró sus ganas de regresar a jugar a la provincia y sobre todo por hacerlo en el club del cual es hincha y en el barrio donde se crió. “Muy contento”, fue lo primero que le salió al volante.

“Soy hincha. Me crié ahí, es el barrio donde me crié. Siempre jugué a la pelota en el primer prado, mi papá me llevó a la cancha de muy chiquito, así que la sensación es inexplicable. Una alegría inmensa la que tengo”, expresó García sobre su llegada al Azul del Parque, aunque también le tira Atlético Argentino donde jugó antes de irse de la provincia.

Respecto a sus inicios, el “trotamundos” mendocino explicó: “Cuando era chico fui una vez a la Lepra a probarme y no quedé, después a los pocos meses me probó Boca en cancha de Murialdo y me llevó. Esa fue la época que me fui de Mendoza, me fui a los 13 años. Siempre volví de vacaciones pero no a jugar”.

Continuando con el tema, el Oveja comentó sobre su debut: “Hice un año en Boca y después me llevaron a Newell’s, ahí llegué a ser profesional donde firmé mi primer contrato. Me dan a préstamo a Atlético Tucumán y ahí debuto. Fui dos veces, primero salí campeón en el Argentino A y después en el Nacional B en 2009 que volví a salir campeón”.

A la hora de hacer un repaso por su trayectoria, García deja claro que tiene un largo recorrido: “De Newell´s pasé a Atlético Tucumán, de ahí pasé a San Martín de San Juan, a Huracán de Tres Arroyos, después fui a Monagas de Venezuela, de ahí me fui a Baniyas de Emiratos Árabes, volví a Atlético, me fui a Letonia, volví a Ferro, de Ferro me fui a Quilmes donde tuve algunos problemas con Caruso, me quedé sin club y me fui a Santamarina, después Boca Unidos, después Guabirá, Oriente Petrolero en Bolivia y por algunos temas personales rescindí y me volví a Argentina, por eso arreglé en Central que estaba cerquita de Resistencia, que es donde está mi mujer con mi hijo”.

“He andado bastante. También un poco cansado de eso, siempre uno teniendo que adaptarse y que la familia lo tiene que estar siguiendo y se hace difícil”, se mostró fatigado a la hora de hacer un análisis sobre el trajín de su carrera.

Por todo esto es que ahora, en un momento importante de su carrera piensa volver a Mendoza y quedarse: “Tenemos pensado establecernos en Mendoza. Aparte todas las cosas mías están en Mendoza. Siempre ha sido el pensamiento de volver y ya quedarnos. Así que qué mejor que esta posibilidad. El club que he soñado jugar, que he pedio tanto jugar. Tuve la posibilidad en otro momento de ir a otro club de Mendoza y no, siempre quería ir a la Lepra y creo que se me dio en el mejor momento de mi carrera. Tengo 32 años y con una vasta experiencia, se puede hacer algo lindo con los chicos que hay que son muy buenos, los vi e hicieron una gran campaña”.

“Pablo habló conmigo, obviamente hablar con él me ilusionó un montón, creo que es un técnico que trabaja muy bien, hace las cosas muy bien y tiene muy claro lo que quiere para la Lepra. Es un club muy particular, para mí sin dudas el más popular, el cual es muy importante que vayan jugadores que tengan sentido de pertenencia, eso hace que respondan mucho más al club, por cómo es la gente, por su hinchada y por lo que es el club de popular. Yo sentía que iba a estar muy bien y que le iba a hacer muy bien al club por lo que siento y lo que es para mí volver a mi barrio y al club que tanto he querido. Creo que Pablo hizo las cosas muy bien este último tiempo con el equipo, lo vi en Santiago cuando jugaron, los pibes jugaban muy bien, se nota la identidad que él les transmitió, así que me voy a sumar a eso”, manifestó el enganche sobre su dialogó con el DT Pablo Quinteros y el sentido de pertenencia.

Sobre su llegada a nuestra provincia dijo: “Estoy en Santiago, me quedan 10 o 15 días de contrato. Después me voy a Resistencia, buscaré la familia y el 2 o 3 de enero estaré en Mendoza. Fui ahora en avión para hacer la revisación y arreglar todo y me volví rápido para Santiago porque acá no estaban muy contentos. Ellos querían renovarme y yo no quise”.

Para culminar, Matías García dejó bien clara su alegría por volver a la provincia y poder hacerlo en el club de sus amores: “La imagen de mi papá con mi hijo en la tribuna con la camiseta de la Lepra va a ser la imagen que le va a poner un broche a mi carrera. Me va a recordar cuando mi papá me llevaba a la cancha y ahora que mi papá esté con mi hijo va a ser algo inexplicable”.

Valora este artículo
(0 votos)

Drummond (3)

alquilabanner

barritaleft

puebla1

publi