Error
  • JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 864

Banner-omex

Miércoles, 11 Mayo 2016 22:11

¡EL TOMBA YA SALIÓ CAMPEÓN!

Escrito por 

EDITORIAL. GODOY CRUZ. Será, no será, será… lo que tenga que ser. ¡EL TOMBA YA SALIÓ CAMPEÓN!

 Lo cierto es que la Gloria golpeó la puerta del Tomba y esa puerta la abrió un equipo, un plantel, un grupo. 

Se podría imaginar que cuando todos salieron a ver quién era el que golpeaba la puerta, se llevaron puestos unos con otros, que se amontonaron, que se chocaron, pero no, es todo tan armónico, tan prolijo, que cada uno extendió su mano para abrirla. Entonces, casi sin querer, convirtieron ese gesto en una coreografía digna de cualquier escenario de Hollygodoycruz.

Será, no será, será… lo que tenga que ser.

Quedan dos tramos (Belgrano y San Martín de San Juan), quizá uno, para llegar al tercero. Porque si el sábado obtiene un triunfo, y el Santo pierde, casi que no tendrá sentido el segundo y se pasará al tercer casillero (Lanús).

Será, no será, será… lo que tenga que ser.

A esta altura, más allá de la ansiedad, expectativas y deseos, hay algo cierto. El cosquilleo volvió. El orgullo embargó cada cuerpo bodeguero. Los recuerdos se derraman como agua en vertedero, constante, imparable. Nombres, acontecimientos, fechas que fueron marcando cada momento de estos casi 95 años.

Será, no será, será… lo que tenga que ser.

El Tomba ya salió campeón, ser finalista, campeón de la zona, campeón de primera del fútbol argentino, terminará siendo una anécdota maravillosa e imborrable. Claro que sí, terminarán de colapsar los corazones. En el fondo es lo que falta para buscar un nuevo objetivo: una vuelta olímpica internacional.

Con lo realizado hasta acá, basta y sobra. Y no es conformismo, tampoco es abrir el paraguas antes de que llueva. Todo lo contrario. Este plantel demostró fortaleza para reponerse en la adversidad y sortear las piedras que existieron en el camino.

Será, no será, será… lo que tenga que ser.

Hay algo que no puede obviarse; Godoy Cruz tiene un ángel anónimo que lo protege y lo guía, más allá de aquellos que lo iluminan como: Frigolé, Garín, Cipolla, Santilli, Camargo, Bittler, Lentz y el resto de las glorias que están en el cielo.

Son los ángeles que evitaron un descenso en Liga Mendocina, los mismos que lo llevaron a soñar con jugar y ganarle a Boca en la Bombonera y a River en el Monumental (y al resto de los grandes a domicilio). Esos mismos ángeles que lo ayudaron a subir a la B Nacional, a mantenerse durante años, a escaparle a aquel fantasma del descenso en el 2002. Los que ayudaron a volver a la A en el 2008 y salvar la categoría en el 2009, 2010 y 2013.

Ángeles que ayudaron a llegar a las copas internacionales y que el Club Deportivo Godoy Cruz Antonio Tomba sea reconocido no sólo en Argentina, sino en el resto del mundo.

Será, no será, será… lo que tenga que ser.

Su gente, genuina, la que no busca el negocio, la que ríe cuando gana y llora cuando pierde, demostró fidelidad. Su barrio se multiplicó en cada rincón de la provincia tal como los panes de Jesús.

Esa gente que de cada partido hace una fiesta.

Será, no será, será… lo que tenga que ser.

De la vida de este Tomba, el que miraba de atrás a los grandes de Mendoza y allá en el horizonte a los grandes del país. Hasta que un día, hace poco más de 22 años, se decidió a meter los codos para abrirse su propio camino de grandeza. Y allí está, lleno de gloria lograda desde la humildad y con el orgullo de haberle vendido jugadores a los “5 grandes” del fútbol argentino; de haber colocado jugadores en el exterior y en la selección Argentina; de haberle “servido” de trampolín a una gran cantidad de técnicos e innumerable cantidad de jugadores.

Será, no será, será… lo que tenga que ser.

Pero este baile le pertenece al Tomba, y lo está bailando, al ritmo de Oldrá, Abaurre, Marcucci, Iglesias, Garro, Ibáñez, Olmedo, los Almeida, los Pereyra y compañía. Al ritmo de los “adoptados” herederos que supieron lo que significa el barrio y los colores como Poy, Villar, el Tanque Giménez, Rojas, Curbelo, Sánchez, Jairo, Asad, Da Silva y compañía.

Será, no será, será… lo que tenga que ser.

Son los tiempos del gran capitán Zuqui (el heredero), Rey, Viera, Ceballos, Jaime, Morro, el “Gallego” Méndez y compañía.

Será, no será, será… lo que tenga que ser


Porque el pueblo bodeguero disfruta de la plegaria del “Mago” David Ramírez para buscar su cuarta etapa y convertirse en un ídolo vigente con su toque de distinción.

Será, no será, será… lo que tenga que ser


El pueblo bodeguero, el verdadero, el de la nobleza y generosidad, está feliz y mientras disfruta de este momento, colabora una y otra vez para que el barrio vuelva a sonreir


Falta la vuelta a casa, la gran materia pendiente que será ahora, mañana o pasado, pero que no habrá NADIE que pueda detenerlo para recuperar su verdadera pertenencia


Será, no será, será… lo que tenga que ser


Lo cierto y quizá lo más importante, es que Godoy Cruz es de primera y de primera no se va.

Este presente es como un gol de Camargo, de Abaurre, del Tanque o Jairo, un caño de Marcucci o Ramírez, una atajada de Pedone, Ibáñez o Rey, un desborde de Paiva o Poy, una sutileza de Frigolé, Sigali u Oldrá. ¿Qué más se puede pedir?

Más allá de una vuelta olímpica, permanecer y brillar, es una estrella más en el corazón, una página más de gloria.

¡EL TOMBA YA SALIÓ CAMPEÓN!

Juan Esteban Suraci

Valora este artículo
(18 votos)

Drummond (3)

alquilabanner

barritaleft

puebla1

publi