Error
  • JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 869

Jueves, 11 Septiembre 2014 23:14

Un triunfo que emociona

Escrito por 
El conjunto de Becerra sufrió hasta el final pero se quedó con el triunfo. El conjunto de Becerra sufrió hasta el final pero se quedó con el triunfo. Fotos gentileza: lmaproducciones

BALONMANO. NACIONAL A. MAIPÚ 27- COLEGIO WARD 26. El Rojo metió el batacazo y venció al último campeón del torneo. El equipo sigue con vida y busca acceder a la siguiente ronda.

Existen momentos en la historia de un equipo que marcan un antes y un después. Sin lugar a dudas, este triunfo corriendo desde atrás y en Buenos Aires frente a Ward, será una postal que quedará guardada en el corazón de estos 15 leones que jugaron con el alma.

Porque es un esfuerzo sobrehumano el que realizan todos los que aman el balonmano. Porque pese a ser un triunfo de color rojo, el corazón se agranda para un equipo que hoy representó a toda una provincia. Porque no es un dato menor vencer a un equipo de Fe.Me.Bal con el aliciente que Ward es el último campeón del torneo.

Hoy Maipú mostró el corazón. Con el alma herida, luego de un partido irregular frente a Pías, metió un segundo tiempo fantástico y logró un triunfo que Dios mediante marcará un antes y un después en la vida de este equipo.

Tantas veces el sinsabor de intentar dar el batacazo. Tantos nacionales con sensaciones encontradas. Se le ganó a Argentino de Quilmes en Mendoza. Pero el triunfo de hoy toma rasgos épicos. Por eso es que se recibió de equipo y avisó al país que no todo termina en Buenos Aires.

Pero más allá de la pasión y la emoción, la tensión acumulada hubo un partido y el comienzo fue esquivo. Los nervios de un ataque errático y la frustración acumulada se reflejaron en un arranque negro. Dos exclusiones bien aprovechadas por Ward ponían al colegio cuatro goles arriba.

Sin embargo García, de excelente torneo, con sus atajadas mantenía con vida al conjunto mendocino pese a que la ventaja se iba a seis.
Los ingresos de Nicolás Faraz e Ismael Bastías cambiaron la cara del ataque del multIcampeón. El juvenil con sus lanzamientos de 7 metros le dio otra opción de ataque además de Aciar para acercar el encuentro a tres.

arquero

Nuevos errores de ataque permitieron a los porteños alejarse. Entonces llegó uno de los momentos bisagras del partido. Ward tenía la chance de irse a seis goles de ventaja pero el 1 sanmartiniano tuvo una doble atajada soñada y en el contraataque Bastías descontó. El primer tiempo terminó 14 a 10 con García dándole esperanzas a Maipú con sus 11 atajadas.

La segunda mitad empezó oscura cuándo el elenco Rojo se quedó en inferioridad. Sin embargo el elenco de Becerra sorteó el obstáculo. Minutos después las exclusiones fueron para el otro lado y con paciencia e inteligencia la diferencia comenzó a disminuir.

Los ataques fueron trabajados. Paciencia para encontrar al compañero mejor ubicado así llegaron los goles de Bastías, Valente, Pieranni y Ortega.

Con la movilidad del balón el equipo bonaerense debió preocuparse más en la marca. Con espacios para lanzar aparecieron Faraz y Aciar que calentaron su mano. Precisión y potencia en una ecuación que derivó en goles. Pero el último campeón siguió peleando y el partido se vivió gol a gol. Cada pelota que ingresó en el arco se traducía en un grito de gol agónico y cada tanto parecía el último.

Bastías con una delicia frente al experimentado Canzoniero pus a Maipú 27 a 26. Faraz consiguió una falta ofensiva de los rivales y pareció que el partido terminaba. Sin embargo una victoria es más dulce si es sufrida. Porque el Rojo perdió la pelota y le dio el último ataque a su rival.

Minuto y a sufrir. Arquero jugador para el colegio. Movimiento de pelota. Dientes apretado Cantore lanzó apretado por la marca de Aciar y García tapó la pelota del triunfo. Segundos eternos pasaron mientras los leones de Maipú pasaban la pelota de mano en mano. Soñando con la chicharra final, sonriendo cómo familia sabiendo que la faena había terminado.

Triunfo épico que coronó el esfuerzo de 15 deportistas amateurs que hoy se recibieron de profesionales. Algo que en sus memorias quedará cómo el gran batacazo. Una historia que le contarán a sus hijos y nietos cómo el partido de sus vidas.

El torneo sigue. Hoy a disfrutar y descansar para mañana a escribir otra página de una historia que hoy tuvo su capítulo más glorioso.

Valora este artículo
(2 votos)

 

 prueba

alquilabanner

barritaleft

publi